El Comité Escolar de Convivencia estará conformado por:

  • El rector del establecimiento educativo, quien preside el comité
  • El personero estudiantil
  • El docente con función de orientación
  • El coordinador cuando exista este cargo
  • El presidente del consejo de padres de familia
  • El presidente del consejo de estudiantes
  • Un (1) docente que lidere procesos o estrategias de convivencia escolar

El comité podrá invitar con voz pero sin voto a un miembro de la comunidad educativa conocedor de los hechos, con el propósito de ampliar información.

FUNCIONES DEL COMITÉ ESCOLAR DE CONVIVENCIA

  1. Identificar, documentar, analizar y resolver los conflictos que se presenten entre docentes y estudiantes, directivos y estudiantes, entre estudiantes y entre docentes.
  2. Liderar en los establecimientos educativos acciones que fomenten la convivencia, la construcción de ciudadanía, el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y reproductivos y la prevención y mitigación de la violencia escolar entre los miembros de la comunidad educativa.
  3. Promover la vinculación de los establecimientos educativos a estrategias, programas y actividades de convivencia y construcción de ciudadanía que se adelanten en la región y que respondan a las necesidades de su comunicad educativa.
  4. Convocar a un espacio de conciliación para la resolución de situaciones conflictivas que afecten la convivencia escolar, por solicitud de cualquiera de los miembros de la comunidad educativa o de oficio cuando se estime conveniente en procura de evitar perjuicios irremediables a los miembros de la comunidad educativa. El estudiante estará acompañado por el padre, madre de familia, acudiente o un compañero del establecimiento educativo.
  5. Activar la Ruta de Atención Integral para la Convivencia Escolar definida en el artículo 29 de la ley 1620 de 2013, frente a situaciones específicas de conflicto, de acoso escolar, frente a las conductas de alto riesgo de violencia escolar o de vulneración de derechos sexuales y reproductivos que no pueden ser resueltos por este comité de acuerdo con lo establecido en el manual de convivencia, porque trascienden del ámbito escolar, y revistan las características de la comisión de una conducta punible, razón por la cual deben ser atendidos por otras instancias o autoridades que hacen parte de la estructura del Sistema y de la Ruta.
  6. Liderar el desarrollo de estrategias e instrumentos destinados a promover y evaluar la convivencia escolar, el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y reproductivos.
  7. Hacer seguimiento al cumplimiento de las disposiciones establecidas en el manual de convivencia, y presentar informes a la respectiva instancia que hace parte de la estructura del Sistema Nacional de Convivencia Escolar y Formación para los Derechos Humanos, la Educación para la Sexualidad y la Prevención y Mitigación de la Violencia Escolar, de los casos o situaciones que haya conocido el comité.
  8. Proponer, analizar y viabilizar estrategias pedagógicas que permitan la flexibilización del modelo pedagógico y la articulación de diferentes áreas de estudio que lean el contexto educativo y su pertinencia en la comunidad para determinar más y mejores maneras de relacionarse en la construcción de la ciudadanía.

Este comité debe darse su propio reglamento, el cual debe abarcar lo correspondiente a sesiones, y demás aspectos procedimentales, como aquellos relacionados con la elección y permanencia en el comité del docente que lidere procesos o estrategias de convivencia escolar.

ACCIONES DE PROMOCIÓN

Las acciones para fomentar el mejoramiento de la convivencia y el clima escolar son:

  • Conformar e implementar el Comité de convivencia escolar.
  • Incluir en el Manual de Convivencia un capítulo referente a la ruta de atención integral para la convivencia escolar.
  • Desarrollar temas que fortalecen la convivencia escolar en el plan anual de formación de los distintos estamentos de la comunidad educativa.
  • Enfatizar más, en el desarrollo de los proyectos que complementan el plan de estudios, la formación de las estudiantes en competencia ciudadanas y democráticas.
  • Crear estímulos a nivel individual y grupal para optimizar el clima de convivencia pacífica.
  • Animar y apoyar a la personera de las estudiantes y a las voceras de curso en el ejercicio de su función de mediadoras en caso de conflicto.

Se deben tener en cuenta los siguientes principios:

Participación: Todos los estamentos de la Comunidad Educativa pueden participar en la organización, coordinación y desarrollo de las actividades formativas, culturales, recreativas, deportivas, sociales y religiosas, propias de la Institución Educativa, de acuerdo a su papel dentro de la misma.

Corresponsabilidad: La familia, el Estado, la sociedad y el Colegio tienen la obligación de educar, asistir y proteger al niño para garantizar su desarrollo armónico e integral y el ejercicio pleno de sus derechos y deberes.

Diversidad: Las estudiantes tienen derecho a recibir una educación y formación que se fundamenta en la concepción de la persona, desde una antropología humano cristiana.

Integralidad: Las estudiantes serán acompañadas en el desarrollo de un proceso ético intencionado por medio del cual se busca lograr que la conciencia del ser humano sea capaz de tomar decisiones libres y autónomas, que tengan en cuenta a los otros y sus necesidades y las implicaciones de sus decisiones en el ámbito personal, comunitario y público.

Autonomía: La institución educativa es autónoma en concordancia con la Constitución Política y dentro de los límites fijados por las leyes, normas y disposiciones vigentes.